Cómo hacer crema de calabacín

Recetas de crema de calabacín deliciosas

Crema de calabacín con nata

Crema de calabacín con nata

Es típico de las cremas el que le añadamos nata líquida, pero en algunas recetas, se le añade queso cremoso o quesitos precisamente para aportarle más cremosidad.

En la receta de hoy, la crema tiene cuerpo y textura suficiente para que no sea necesario el queso. Además es un plato muy sano y saludable con pocas calorías.

INGREDIENTES PARA UNAS 4-6 PERSONAS

  • 1 cebolla mediana
  • 1 cucharada de aceite de oliva o mantequilla
  • 1/2 cucharadita de sal fina, o más al gusto
  • 4 calabacines medianos
  • 750-1000 ml de caldo vegetal o caldo de pollo
  • 75-100 ml de nata líquida para cocinar
  • 1 pizca de pimienta negra recién molida (opcional)
  • 1 pizca de nuez moscada recién rallada (opcional)

PREPARACIÓN

Hay que pelar y picar la cebolla finamente. Cuando lo tengamos, hay que calentar en una cazuela la mantequilla o el aceite, y cuando se derrita y se caliente, hay que incorporar la cebolla picada y la sal, para que tarde menos tiempo en ablandarse.

Hay que dejar que se sofría lentamente, revolviendo ocasionalmente hasta que la cebolla esté suave, translúcida y blanda, tardará unos 5 minutos.

Mientras tanto, hay que pelar y picar el calabacín y añadirlo a la cazuela junto con el caldo. Hay que aumentar la temperatura para que el caldo empiece a hervir, y después reducir el calor y mantener un fuego lento y constante, sin olvidarnos de revolverlo ocasionalmente, hasta que el calabacín esté tierno, tardará unos 15 minutos.

Cuando todos los ingredientes están tiernos y el caldo se haya reducido parcialmente, se pasa el contenido al vaso de la túrmix (se puede hacer en varias tandas si no nos cabe todo de una vez). Y hay que triturar todo el contenido hasta que tengamos un puré bien suave.

Te recomiendo que esperes a triturarlo hasta que haya enfriado un poco, o que sino pongas un trapo sobre el vaso para evitar cualquier salpicadura caliente y que te quemes.

Devolvemos el puré a la cazuela donde lo habíamos calentado y añadimos la nata. Hay que removerlo muy bien para que se reparta uniformemente. Lo calentamos suavemente a fuego bajo hasta que esté a la temperatura adecuada.

Incorporamos más sal (sobre todo si hemos utilizado un caldo bajo en sodio o no le hemos echado sal), pimienta negra y la nuez moscada, y lo servimos en caliente, con un chorrito más de nata por encima para hacer un dibujo.

Tiempo de preparación: 10 minutos

Tiempo de cocción: 20 minutos

Tiempo total: 30 minutos

Nota: Se puede congelar la crema perfectamente, una vez triturada, se conserva en tuppers y se congela hasta 3 meses. Una vez que queramos descongelarlo, lo calentamos e incorporamos la nata líquida, seguido de los pasos anteriores.