Cómo hacer crema de calabacín

Recetas de crema de calabacín deliciosas

Crema de calabacín thermomix

Crema de calabacín thermomix

Me encantan los purés cremosos, son tan fáciles de preparar que no importa como cortes los vegetales, siempre salen bien.

Nunca sale mal, y nunca te deja mal. Si te resulta muy espesa, pues añades más nata, si tiene poco sabor, cambia el caldo de verduras por caldo de pollo, si no quieres queso, se le quitas, que quieres quesitos, pues a por ellos.

Además super sanos, ¡y eso que saben de maravilla! La mejor manera que tengo de que mis hijos coman vegetales sin protestar. ¡No dicen ni mu!

Le he añadido unas hojas de menta para darle un toque refrescante, y un poco de queso parmesano por encima, porque le da más sabor que los quesitos.

Pero como en todas las recetas, se le pueden cambiar unos ingredientes por otros según tus preferencias. Tienes mi permiso para poder experimentar y encontrar con tu sabor ideal a partir de mi receta.

Estos son los ingredientes que vas a necesitar:

  • 1 kilo de calabacines, troceados
  • 750 mililitros de caldo de verduras
  • 1 cebolla grande, picada
  • 3 dientes de ajo, pelados y picados
  • 250 mililitros de nata para cocinar
  • 100 gramos de Parmigiano Reggiano, rallado
  • 6 hojas de menta (opcional)
  • 2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra (AOVE)
  • 1 pizca de pimienta negra, recién rallada
  • 1 pizca de nuez moscada molida
  • 1 pizca de sal de mesa

Así es como se hace la receta en thermomix:

Lava y trocea los calabacines en trozos grandes. Ponlos en el vaso de thermomix, junto con el aceite de oliva, el ajo y la cebolla, y sofríelo todo en varoma, a velocidad 2, durante 10 minutos y sin cubilete.

Coloca el cubilete y vierte el caldo de verduras. Selecciona varoma, velocidad cuchara, durante 15 minutos para que se cueza todo.

Vierte la nata y tritura todo a velocidad progresiva 5-10 durante 1/2 - 1 minuto, hasta que veas que hay una crema suave y lisa. Sazona con la sal, la pimienta negra y la nuez moscada.

Revuelve todo y vierte el contenido en platos individuales. Espolvorea unas hojas de menta por encima y el queso parmesano, para que se vaya derritiendo con el calor de la crema.

Y todo esto en menos de 30 minutos. Para que luego digan que no se puede hacer un plato, rápido, bueno y sano. Con pocas calorías por ración y una delicia. Así si que se puede hacer dieta y cuidarse fácilmente.

Si quieres hacer la receta de crema de calabacín de manera tradicional, sólo tienes que seguir este enlace.